Ana Vizcarra
 
Raul Brozovich
Feliciano Mejia
Ana Vizcarra
Clara Janés
Ezra Pound
Luis Hernandez
Denisse Vega
J.A.Rimbaud
Octavio Paz
Pita Amor
L.M.Panero
Cesar Vallejo
Roca X poetas
Rene Ramirez Levano
Roberto Marmanillo
Gonzalo V.E.
Gabriel celaya

Julio Gutiérrez Samanez
Galeria de Arte
Fotografias
Miguel Fuentes
Links

Ana Vizcarra

ANA BERTHA VIZCARRA

Nacio en el Cuzqo en el ano de 1950, Es una de las poetas más representativas de la generacion del setenta.

SELECCION DE POEMAS
TIEMPO CYAM

cabalgando el sol boca arriba
un temblor dorado atravesó su espalda
el pájaro copuló en magenta
salvajes crines aprisionan violentos naranjas
regresivo espacio de haces infrarrojos
sus ojos espuman estrellas azules
línea vertical gris plata trepa el río
fractálicas neoformaciones musicales
esponjan el paisaje verde infinito
mágicos redobles de negruras azabache
conquistan el mar de luna flotando en silencio
criogenia atisbando acantilados
convergen en preludios violeta
sentir clónico cae
corola esquemática: sueño escarlata
tormentas siena llovidas en amor
libélula fosforescente desdibujada de niebla
goteando carmín en convulsiones sociosídicas
sus manos quebraron los vientos del índigo al fucsia
en huracanadas furias de celestes remolinos
vaho amarillo contamina
el rayo herido con las fauces entreabiertas
desgarra el ámbar café del otorongo
ecogalácticos granates rosas lilas respiran
sus pies construyendo caminos ígneos de blanco dolor
luz creciendo al resplandor de azucenas en flor
eclosiona en canto la vida
BRICHERO

Me enamoraste
con ese aire a putas
que llamea tu mirar brichero

Febril vibrando
tu cuerpo entero
desgajando eróticos ecos
e inundando mis playas

Centellean los cielos
al filo del silencio
bordean las sombras
obsesivas diosas gozan
sed + uva + flor + deseo

Lluvia
y
fuego quemando el alma
fractálica pasión

Me enamoraste
con ese aire a putas
que llamea tu mirar brichero

UN PAR DE HORAS

Realizando tu cuerpo
rozando tu imagen con los ojos
latiendo mi voz en ti
salvaje crepitante
descubriendo el fuego
más abajo
devorando la sed
más arriba
te hice mío y fui tuya
en celestes orgasmos
amando lo imposible
te quise
un par de horas


2.2

seduciendo tu vientre
palpito en tus carnes
te hice hombre
coitando con los celos
gozando por los dos
te hice hombre
blancas azucenas
gladiolos rojos
te hice hombre


3.1

Masticada de sarcasmos
errumbando tumbos
plena de frenéticas tardes
en solitarios silencios
soy mujer
idea deseo acción
vagina ardiente soy
trasnochando penumbras
amanecen las horas
tú hombre yo mujer
empezamos a caminar


MACHUPICCHU

I

Ciudad cóndor devorando infinito
granítica plata en palpitantes metafísicas
alucinar de feláticas orquídeas
convergen espacios hanan — urin

II

Orgasmo de piedra estremeciendo al viento
lomos violadores de cumbres
constelaron wancas de orfebrería
jadeando lítico arco iris

III

Techumbre de sueños
preñaron la garganta de Wilcamayo
paucar waman quispe copuladores
siderales
aprisionaron lumbre solar
ardiente fuego sangriento
tajamar de luna cósmico diseño

IV

Horizonte de atalayas
ángulos pétreos del amanecer
coítica ternura — vibrante manantial
palabras en piedra
Machupicchu
constructor milenario
BATALLAS ANDINAS

Granos escarlata incendian el tiempo
quintu de coca — chicha dorada
cubren líticos senos
andenes en pétalos frutecen
agua en acústicas cristalinas
granítico escalar
libraron en milenarias batallas andinas
guerreros del maíz papa quiwicha
aguadores del espacio
caminaron caminan caminarán
guerreando los confines del hambre
sinfonías cautivas en la mirada
recordando manos domesticadoras
de ojos de llama
genitales alpaca
latidos vicuña:::::::::::::tternura illa


TAMBO

Crespuras lujuriantes emergen
puertas calcinando sombras
sol goteando fálicos planos
semidesnudos constructores
tensan músculos antropométricos
rostros que vuelven
fuerza talando aire azul
fornican reflejos afrodisiacos
pumas dantescos pulsan la noche
abismando distancias de miedo
ecos en vigilancia acechan
guardián de cinco ojos
fosforeces sobre hierba
quemando deseo

FRUTA PERMITIDA

Me gustan los duraznos
como los hombres
a veces
tiernos maduros
los tomo a placer
dorados rojizos pardos

Me gustan los hombres
como los duraznos
que destilan delicioso almibar
en fuego de entrega

Me gustan los duraznos
como los hombres
en jugosos mordiscos
de aterciopeladas formas
devoro
excitantes sensaciones frutales

SUICIDA

Loco de amor suicidó su sombra
y anduvo largos días
comiendo buches de palomas
hasta encontrar
el dulce corazón de la amada
y engullirlo con fruición

A veces en ternuras miel
se introducía en el corazón de la tarde
y era pájaro de fuego
pez ígneo

En las noches
su corazón trotaba la
piel tatuada en sueños
y en modorra fermentada
temblaba su imagen
el cálido vino
en exilio de amor